¡Ven a vivir el cine como nunca antes lo habías hecho!

Disfruta del cine mudo con música en directo. Una experiencia sin igual de la mano de CASPERVEK, una de las referencias europeas de los cine- conciertos.

  • Fechas: sábados 12 de octubre, 9 de noviembre y 7 de diciembre.
  • Horario: 17:30h
  • Entrada: 8 € / película

Proyecciones:

  • Sábado 12 de octubre: Las aventuras del Principe Achmed
  • Sábado 9 de noviembre : El fantasma de la ópera, con Beatriz Arenas – soprano internacional-.
  • Sábado 7 de diciembre: El moderno Sherlock Holmes

LAS AVENTURAS DEL PRÍNCIPE ACHMED

Sábado 12 de OCTUBRE

Con Laura Lorenzo (flautista principal de la Joven Orquesta Nacional de España)

Alemania, 1926

La primera película de animación de la historia, obra de la pionera cineasta alemana, Lotte Reiniger. Desarrollada con una particular técnica de figuras recortadas basada en los teatros de sombras orientales, “Las Aventuras del Príncipe Achmed” es un atemporal cuento de aventuras basado en varios de los relatos incluídos en “Las Mil y Una Noches”.

EL FANTASMA DE LA ÓPERA

Sábado 9 de NOVIEMBRE

Con Beatriz Arenas (soprano internacional)

Estados Unidos, 1925

Primera adaptación al cine del clásico de Gaston Leroux. Esta versión protagonizada por Lon Chanley fue la película de mayor presupuesto de su época y, tanto el increíble maquillaje y caracterización de su protagonista como sus majestuosos decorados y recreaciones de la Ópera de París y las Catacumbas inspiraron decenas de producciones cinematográficas de las décadas posteriores, constituyendo el primer arquetipo del terror gótico contemporáneo.

EL MODERNO SHERLOCK HOLMES

Sábado 7 de DICIEMBRE

Estados Unidos, 1924

Hablar de Buster Keaton es hablar del rey de la comedia física. En “El moderno Sherlock Holmes”, Keaton realiza una aguda parodia de las películas y novelas de detectives, ya muy en boga en la década de los 20. Supone, como casi todas sus películas, un carrusel de gags y sketches desternillantes y una prueba más de su habilidad, no sólo para el humor, si no también para la realización de increíbles escenas de riesgo, que Keaton siempre realizó sin dobles.